La Roma entre vinilos

Si eres de los que recuerda con añoranza la época en la que sus papás y abuelos escuchaban vinilos, te decimos dónde puedes adquirir esas joyas que nos hacen viajar en el tiempo

Por Laura Llerena

Cuando era niña recuerdo que mi papá tenía muchos acetatos. José José, Pedro Infante y Antonio Aguilar estaban entre sus favoritos, además de aquellos que compraba para mi mamá, como el de Rocío Durcal, Lupita
D´Alessio y Ana Gabriel; para mí estaba el de Cri-Cri. Con la llegada del casete mi mamá regaló varios y guardó sólo algunos en una caja en quién sabe dónde.

Viajé a ese tiempo, varios años atrás, justo cuando ingresé a Revancha, una tienda de discos de vinilo, ubicada en el número 110 de la calle de Colima, en la Roma Norte.

“Algunos dicen que porque suena mejor, pero son mamadas”, me contesta la persona que atiende este lugar, cuando le pregunto por qué le gustan los vinilos. “A mí me gustan porque suena a viejo”, dice.

Ese peculiar sonido que hace la aguja al tocar el vinilo, es una joya para los oídos melómanos que gustan de coleccionar estos discos, los cuales, desde hace unos cuatro años se comenzaron a poner de nuevo “de moda”.

El encargado nos confiesa que Luis Miguel es uno de los cantantes más buscados entre quienes llegan a la tienda y aprovecha para contarnos porqué comenzó a coleccionar vinilos: “un día fui a una fiesta y me encantó la mezcla que hizo el DJ con este tipo de discos”.

Aunque pequeña, en esta tienda encontrarás tesoros musicales que van desde lo más popular del pop, como el disco Dangerous de Michael Jackson, con esa portada estrafalaria, hasta grupos que jamás has escuchado, provenientes de islas caribeñas.

Aquí puedes comprar, vender o intercambiar vinilos, los cuales se compran y venden según el estado en el que estén.

La Roma suena a nostalgia

En la calle de Jalapa 128, también en la colonia Roma Norte, está otra “cápsula del tiempo” sonora. Su nombre: Retroactivo Records. La identificarás al instante porque el árbol que está justo afuera está lleno de vinilos colgantes.

Aquí Juan Carlos ingresa para ver si encuentra alguna reliquia lista para llevar a casa a escuchar en su tocadiscos. Su pequeño hijo fue el beneficiado esta vez, a quien le compró un regalo musical: un disco de Odisea Burbujas.

Se trata de una tienda amplia. Los vinilos están ordenados por grupos, artistas y géneros musicales. Lo valioso es ir entre filas y filas de cajas de plástico, mezclando los dedos entre los discos hasta hallar alguno que capture tu atención, quizá gracias a la portada, por ser desconocido, o bien, porque te trae recuerdos.

 “Entre los vinilos más extraños que he visto está uno de Lucha Villa tocando rock”, me cuenta el encargado de este singular lugar donde incluso puedes preguntar en línea si tienen algún disco en particular y comprarlo a la distancia, pues cuentan con sistema de envío a domicilio.

Así que ya sabes, ahora que, más que nunca, está de moda la colonia Roma, visitar estas tiendas son sólo un pretexto más para ir en busca de aquellos tiempos que traen añoranza.

Deja un comentario