Jamaica ¡I wanna love you!

En este destino del Caribe se maneja del lado derecho del auto, se transita por el carril izquierdo, se habla inglés, se come pollo jerk, se escucha reggae y se fuma marihuana

Por Laura Llerena

¡Hello my friend, Jamaica, no problem!, se escucha decir por todas partes; una frase que hace énfasis en la tranquilidad con la que se vive a orillas del mar azul turquesa.

En esta isla de las Grandes Antillas, ubicada a 150 kilómetros al sur de Cuba, los seguidores de Bob Marley pueden visitar la que fuera su casa, localizada en Kingston, la capital jamaiquina.

En Bob Marley Tuff Gong Museum el artista vivió hasta 1981 y hoy está abierta al público. Conserva la decoración original con detalles en amarillo, rojo y verde (colores de la bandera rastafari), una plantación de hierbas medicinales, además de algunos objetos personales de Marley, como su ropa y fotografías.

Este sitio fue también la discográfica Tuff Gong y desde 2001 se convirtió en Patrimonio Nacional. Abre de lunes a sábados de 9:30 a 4:00 pm y se ofrecen recorridos guiados que duran cerca de una hora. Se ubica en Hope Road #56.

El reggae inunda cada rincón de Jamaica, convirtiéndose en un guía sonora que lleva a los viajeros a conocer sus atractivos turísticos, como Negril y sus famosas Siete Millas (11 kilómetros de playa) que fuera refugio de hippies y rastafaris en los años 60, donde los visitantes disfrutan de comprar souvenirs en los puestecitos a orillas del mar, tomarse la foto del recuerdo con una gorra con rastas y descansar en las sillas coloridas sobre la arena blanca.

En Ocho Ríos, destino al que el grupo Los pericos dedicaron su propia canción, se encuentra Dunn’s River Falls unas cataratas que desembocan en el mar donde se puede hacer trekking, y Rain Forest Adventure Mystic Mountain un parque de atracciones en lo alto de una montaña, al que se ingresa por medio de góndolas que  ascienden hasta sobrepasar las copas de los árboles, tras las que se admira la vista de Ocho Ríos.

El parque cuenta con un pequeño museo que muestra la cultura de la isla, una alberca, tienda de souvenirs y además es posible hacer rappel. Entre sus atracciones, destaca el Bobsled, una pequeña montaña rusa en la que puedes manejar tu propio carrito y darle la velocidad que prefieras. Con sólo dos palancas a los costados, puedes frenar o dejar que el carrito avance tan rápido como la gravedad lo permita.

En Montego Bay hay que probar el platillo tradicional de la isla: el pollo jerk, cocinado con una mezcla de especias, servido con un aderezo agridulce y el típico arroz con frijoles, preparado al estilo jamaicano, además de visitar el restaurante Margarita Ville para disfrutar de la vista y tomar una bebida, ya sea con ron o sola, mientras ves bailar a los jamaicanos que contagian con su sabrosa danza.

Es tal la importancia del reggae en esta isla que incluso tiene su propia fecha para recordar y celebrar: el 1 de julio, cuando se festeja el Día Internacional del Reggae. Es un estilo musical que tuvo sus orígenes en los años 60, mezcla de otros géneros como el Rhythm & Blues y el Ska, junto con ritmos africanos.

Cuando la isla logró su independencia del Reino Unido, en 1962, se comenzó a escuchar Rock´n Roll estadounidense. Tras esfumarse aquella década aparecieron algunas muestras de un nuevo sonido que inundaría la sangre de los jamaiquinos de inmediato.

Para finales de la década de los 60 la banda Toots & The Maytals editó un disco que tituló Do the Reggae, que para muchos es el parte aguas para el éxito del reggae en el mundo. También hay quienes creen que el origen de este género fue la canción Fat man de Derrick Morgan.

Es un estilo suave pues contiene melodías más lentas, sus letras hablan contra el racismo y todo tipo de discriminación, además de presentar un alto contenido social y político, pues expresaba los sentimientos del gueto y los desposeídos de aquel entonces.

Este género es una especie de arma contra la corrupción que dio a los pobres una voz y la bandera del “One Love” alrededor de todo el mundo.

El reggae se masificó mundialmente en la década de los 70 gracias al sello Island de Chris Blackwell que editó a figuras como Bob Marley y Jimmy Cliff.

Anteriormente se asociaba el reggae a las ceremonias religiosas de la cultura rastafari, un movimiento religioso que surgió en la isla en los años 30 y se basa en profecías bíblicas sobre la supuesta divinidad de Haile Selassie, último emperador de Etiopía, considerado el mesías de la raza negra. Marcus Mosiah Garvey fue quien inspiró esta religión a quien se le consideraba como un profeta.

Datos de interés

Para llegar: American Airlines tiene una ruta hacia la isla saliendo de la Ciudad de México con conexión en Miami y llegada a Kingston, la capital. Otra opción la ofrece Copa Airlines con conexión en Panamá hasta Montego Bay.

Escucha el podcast que preparamos sobre Jamaica y sus sonidos. Dale click a este enlace:  http://apple.co/26q7deW

2 Comments on “Jamaica ¡I wanna love you!”

    1. Gracias por tu comentario. Realmente lo apreciamos. No dejes de seguirnos, tendremos más contenido interesante sobre música y viajes:)

Deja un comentario