Celebraciones de Año Nuevo en el mundo

Conciertos a orillas del mar, fiesta toda la noche, desfiles, baile y cielos iluminados por bellas danzas de fuegos artificiales, es parte de lo que distingue a estos tradicionales festejos para recibir un año más

Por Ariana Zamarrón

1° Río de Janeiro

Cada fin de año en Río de Janeiro se celebra una peculiar fiesta para recibir el Año Nuevo, una de las más tradicionales de Brasil. Hablamos de “La fiesta do Reveillon”, donde todos se visten de blanco con el fin de atraer la buena suerte. Ese día muchos también rinden tributo a la diosa del mar Yemanjá, a quien le llevan flores y se las dejan en el mar como agradecimiento por el año que culmina.

“Réveil” proviene del francés y quiere decir “despertar” y fueron los mismos brasileños quienes bautizaron este festejo de esa manera debido a que ese día todos están despiertos hasta después de la medianoche.

Cada año, a lo largo de la Playa Copacabana se junta más de 2.5 millones de personas para recibir el Año Nuevo. Los conciertos comienzan a las 8:00 de la noche, en los diferentes escenarios a lo largo de dicha playa y los fuegos artifícieles que detonan en el primer segundo del año entrante son impresionantes.

2° Nueva York

La ciudad más poblada de Estados Unidos y del mundo, es también uno de los mejores lugares para celebrar el Año Nuevo, pues se llevan a cabo diversas actividades, desde la tradicional fiesta en Times Square, con la ya típica elevación de la esfera simbólica del edificio, la Ball Drop, que comienza a elevarse a las 6:00 de la tarde y, posteriormente, exactamente un minuto antes del Año Nuevo inicia su descenso para que toque la base justo en el primer segundo del año entrante al tiempo que se realiza un show de fuegos artificiales.

El segundo lugar más popular en Nueva York para despedir el año viejo es el Empire State que se ilumina y se rodea de miles de personas y de un magnifico show de fuegos artificiales; a diferencia de la celebración en Times Square, este evento tiene un costo aproximado de 900 pesos mexicanos, que incluye subir al edificio para disfrutar de una espectacular vista panorámica.

La fiesta en Central Park es otra clásica festividad y uno de los favoritos de neoyorkinos y los turistas. Goza de un ambiente más tranquilo, donde se lanzan fuegos artifíciales y posteriormente, quienes así lo decidan, pueden emprender la carrera “Midnight Run”, un recorrido de 4 millas, participar en el desfile de disfraces y apreciar los shows de música y baile que sea llevan a cabo durante la noche.

3° Madrid

En La Puerta del Sol, en la plaza principal de la capital de España, los españoles asisten cada año a comer las uvas y pedir sus deseos, justo en el reloj, una práctica que data de 1962 y se ha convertido en una de las más populares en toda Europa; incluso se cree que es ahí donde nació la tradición de comer uvas.

Antiguamente los españoles se reunían alrededor del reloj para saber justo el momento en el que llegaba el Año Nuevo, ya que no se acostumbraba tener relojes en las casas, lo cual, con el tiempo, se convirtió en tradición, más que en una necesidad.

En la parte superior de la torre del reloj se encuentra una esfera que comienza a bajar cuando dan las 12:00 de la noche, a ritmo del carillón. Posteriormente comienza una gran fiesta con música, baile, vino y sidra.  

Si bien es un evento gratuito, desde hace unos años, por cuestiones de seguridad, el Ayuntamiento comenzó a limitar el acceso a esta parte de la urbe a fin de tener más flujo de personas en toda la zona y facilitar el arribo y desalojo de todos los asistentes.

4° Londres

Al sur del río Támesis, exactamente en South Bank, se reúnen aproximadamente 500 mil personas a ver el gran espectáculo de Año Nuevo, junto al London Eye y el Big Ben, donde todos celebran música, baile, fuegos artificiales y el gran desfile “New Year’s Day Parade”, que es completamente gratuito. Participan acróbatas, actores, hay mega inflables, caballos, carros alegóricos y motos.

Es un recorrido de 2 kilómetros y medio, que da inicio a las 12:00 del día desde Piccadilly Street a la altura de la estación del Metro Green Park; pasa por Trafalgar Square, Whitehall Street, Parliament Square donde se encuentra el Big Ben, y Westminster Abbey. Es posible apreciar el desfile desde una zona VIP, por 40 euros, parte de lo recaudado va directamente para la Caridad de Londres.

Dentro del show del desfile se encuentra una serie de conciertos y la participación de más de 10 mil artistas, la unidad militar noble de la preparatoria de Nogales y la Banda de Guerra de West Orange, entre otras.

5° Escocia

El Hogmanay es como llaman los escoceses al fin de año y es su mayor celebración del invierno. Realizan antiguas tradiciones paganas en combinación con lo moderno, donde desfilan con antorchas, lanzan fuegos artificiales, prenden chimeneas y hogueras.

Para ellos el fuego es el elemento más importante, pues dicen que tiene un poder capaz de purificarlo todo, por ello, el último día del año debe haber mucho fuego para ahuyentar a los malos espíritus y así poder recibir el Año Nuevo con buenas energías.

La fiesta más espectacular de nochevieja se lleva a cabo en Edimburgo, dura 3 días y hay más de 100 mil participantes. Se realizan conciertos, desfiles, bailes, cánticos, entre otras actividades.

Antiguamente estaba prohibido celebrar las fiestas decembrinas en Escocia, por eso ahora las festejan a lo grande; todos se reúnen y pasan momentos únicos con mucha comida, música, whisky, céilidh, que es una danza tradicional para celebrar, de hecho realizan un gran performance con todos aquellos que quieran bailar en uno de los extremos de los jardines de la calle Princes.

La noche del 30 de diciembre es el desfile de antorchas y percusiones de inspiración vikinga llamado “Torchlight Procession”. Al día siguiente se realiza “La Street Party”, en el mundo la conocen como la “Fiesta de Nochevieja de Edimburgo”, la cual se celebra en el centro de la ciudad y cada año logra reunir a más de 80 mil personas. Tiene un costo de 800 pesos mexicanos; hay comida, bebida, grupos musicales y artistas callejeros, baile y espectáculos.

A las 9:00 de la noche se lleva a cabo un concierto con diversos artistas en los jardines de Princes Street, si adquieres boleto para el concierto obtendrás una cortesía para entrar sin costo extra a la Street Party, también habrá conciertos de música clásica y ya para la medianoche podrás disfrutar de los juegos artificiales.

6° Tokyo

A pesar de que en Japón se basan más en el calendario chino y el Año Nuevo lo celebran hasta finales de enero, no dejan pasar la ocasión y realizan una gran fiesta para celebrar la entrada de un nuevo año basado en el calendario gregoriano: “Oshōgatsu Sanganichi” al que antiguamente también se le conocía como “Iwaizuki”, que se puede interpretar como mes de las celebraciones, también lo llamaban “Toshihazuki”, el mes en que comienza el año o “Hatsuharutsuki”, el mes de la primavera temprana.

Los japoneses lo celebran de una manera muy peculiar al resto del mundo. Desde 3 días antes del primero de enero todos tienen un descanso que culmina 3 días después de esa misma fecha; es un periodo conocido como “Nenmatsu-Nenshi”.

El mero día de año viejo acostumbran comer Osechi Ryōri, una comida tradicional de Año Nuevo, que es el conjunto de varios platillos; además, el último día del año y el primer día de Año Nuevo van a los santuarios y templos, sobre todo al Meiji Jingu, donde es muy simbólico hacer sonar la campana para que las plegarias a los dioses sean escuchadas. Más tarde todos se reúnen para jugar con juguetes y juegos tradicionales japoneses, como símbolo para conservar sus costumbres y tradiciones a pesar del paso del tiempo.

Cuando va siendo hora de despedir el año, todos comienzan a moverse hacia Shibuya, justo a uno de los cruces peatonales más populares del mundo, donde todos hacen el conteo para recibir el Año Nuevo y empezar la fiesta con fuegos artificiales, karaoke, comida, sake y el sonido de 108 campanada en los templos de Japón.

7° Hungría

Budapest, la capital de Hungría, es uno de los destinos más espectaculares para recibir el Año Nuevo, frente al Puente de las Cadenas, donde todos son parte de la maravillosa vista del Castillo de Buda, que se encuentra iluminado y es un deleite verlo, en especial ese día porque los fuegos artificiales le forman un precioso marco.

Después, el primero de enero, realizan un gran concierto de ópera y en la calle de Vorosmarty Square se pone un mercado navideño, mientras que en la calle de Oktogon Square se llevan a cabo conciertos y en la Plaza Eiffel cada año hay una gran fiesta.

Al día siguiente, para curar todo mal por la resaca, la gente acostumbra a darse un gran chapuzón en el balneario Széchenyi que tiene 15 piscinas, 3 de las cuales son al aire libre. Hay pozos subterráneos y agua caliente, es el recinto termal más grande de Europa.

Deja un comentario