Los carnavales que te harán bailar en República Checa

Si te gusta la fiesta, los carnavales son el mejor pretexto para conocer el alma de un destino. Te dejamos 3 de las principales celebraciones en este destino

Redacción Sound Travel

El 2020 empieza a despertar y los carnavales son unas de las fiestas que atraen a los viajeros en República Checa, ideal para celebrar el fin del invierno y el inicio de la primavera, nada mejor que, ¡con música!

1. El carnaval de Hlinsko

El carnaval se festeja casi en todas partes de la República Checa, pero en la región de Hlinsko se ha mantenido la costumbre por más de 100 años. La tradición pagana sobrevive hasta hoy gracias a las familias que la pasan de generación a generación. También gracias a ellos esta costumbre está inscrita en la lista de la UNESCO como Patrimonio Inmaterial.

Las peregrinaciones de carnaval de esta zona tienen sus reglas claras. Se visita sucesivamente cada casa y se recibe con dulces y alcohol, lo cual representa el deseo de suerte y salud para todo el año. Los festejos comienzan el último fin de semana de enero y se extienden hasta el 3 de marzo. Además, puedes visitar el museo al aire libre Veselý Kopec, para conocer más de la historia de estas festividades y una colección de máscaras tradicionales.

2.El carnaval de Praga

La ciudad se viste de alegría y aleja un poco el frío del invierno con esta fiesta.  Del 22 al 25 de febrero las calles de la capital acogerán grupos de personas disfrazadas bailando, payasos y acróbatas. Además de las fiestas callejeras, el festival ofrece una serie de conciertos y bailes con espíritu aristocrático, la carrera de los cerdos dorados por las calles de Praga o muestras de la típica gastronomía de carnaval.

Algunas actividades se celebrarán en el palacio Clam-Gallas, en el que actuaron, entre otros, compositores de la talla de Wolfgang Amadeus Mozart o Ludwig van Beethoven. El día 25 todo termina con la fiesta del Carnaval de Bohemia.

3.El carnaval de Cesky Krumlov

En el pasado, el tiempo de carnaval era un festejo a los placeres. Había banquetes en las cortes reales, fiestas en ciudades y matanzas de cerdos en los pueblos —y todo terminaba con una fiesta de disfraces el martes de carnaval, en víspera del miércoles de Ceniza—.  Todo esto sigue sucediendo una vez al año, en la ciudad Patrimonio de la Humanidad: Cesky Krumlov.

Un desfile de máscaras recorre las callejuelas medievales, acompañado por artistas callejeros, juglares y músicas, rodeados de fiestas, banquetes, exposiciones históricas y más.  Del 22 al 25 de febrero no podrás perderte estas experiencias que te llevarán a disfrutar los placeres del pasado en la actualidad.

Deja un comentario