Chilenas, el ADN musical del sur de Oaxaca

Esta alegre música, según el historiador Moisés Ochoa Capos, tiene sus orígenes a inicios del siglo XIX, cuando llegaron guerrilleros provenientes de Chile, con el objeto de apoyar la lucha de Independencia de México

Por David Zuriaga

El estado de Oaxaca, ubicado al suroeste del país, es uno de los más ricos en materia de cultura y turismo, lugares como el Árbol del Tule, las ruinas de Monte Albán o sus increíbles olas para surfear en Zipolite y descansar plácidamente en Mazunte, son paradas obligadas si decides visitar el estado.

Junto a todo esto es natural que te sientas atraído por sus raíces, su música, sus bailes y tradiciones, la fiesta y sus platillos. Aquí todo es posible: desde conocer la gastronomía en el mercado popular, ir de pesca en la madrugada para ver el amanecer y hasta aprender del comercio local.

Asimismo, podemos acercarnos a sus festividades más populares como lo es la Guelaguetza y descubrir la música que nos ofrece, desde sones con orquestas de viento y jarabes, hasta las famosas chilenas, la música representativa de la costa del estado, que se distingue por el uso de instrumentos de cuerdas y viento.

De Puerto Escondido, pasando por Salina Cruz, hasta llegar a Pochutla, se pueden escuchar estas canciones en todos los restaurantes típicos, las playas y las plazas, donde la fiesta se apodera de todo lo que encuentra a su paso.

Otra de las formas en las que podemos reconocer estas canciones es por las letras, que en su mayoría son eufóricas y cuentan historias de amor, pero con una dosis de doble sentido, haciendo popular un lenguaje vulgar pero cómico.

Mezcla de dos culturas

Esta alegre música, según el historiador Moisés Ochoa Capos, tiene sus orígenes a inicios del siglo XIX, fecha en la que llegaron guerrilleros provenientes de Chile con el objeto de apoyar la lucha de Independencia de México, quienes bailaban los sones mexicanos al “estilo chileno”, uniendo así los ritmos indígenas y mestizos de ambos países.

Hoy en día podemos encontrar diversidad de chilenas, algunas sin letras, otras con las frases más picantes y varias con temas elogian la vida, la fiesta y la costa. En algunas zonas de Guerrero también es posible escuchar estos ritmos, debido a la cercanía con la costa oaxaqueña.

Actualmente en la Guelaguetza, la mayor fiesta de Oaxaca, podemos encontrar que poblados como Putla, Pochutla, Juquila, Pinotepa y Huatulco tienen presencia con sones e interpretaciones con sus mejores chilenas, mismas que son esperadas por la mayoría de los asistentes, así como los bailes tradicionales de Flor de Piña y la Danza de la Pluma.

Las chilenas son ideales para iniciar con placer cualquier fiesta, con un ritmo movido que hace bailar a todos y que irremediablemente nos transporta a las costas, queriendo disfrutar de la playa.

Deja un comentario